• Ronda Narcís Monturiol, 29, 08349 Cabrera de Mar
  • Lun - Jue: 8:15 - 18:30
  • Vie: 8:15 - 14:00
  • Ronda Narcís Monturiol, 29, 08349 Cabrera de Mar
  • Lun - Jue: 8:15 - 18:30
  • Vie: 8:15 - 14:00

Materiales biodegradables en agua. ¿Para qué se usan?

materiales biodegradables en el agua
Rovi packaging

Rovi packaging

Líderes en packaging sostenible

Tabla de contenidos

Existe un término que oímos varias veces a diario y que últimamente se está haciendo mucho hincapié en la importancia de su uso: los materiales biodegradables.

Pero debes tener en cuenta que hay muchos tipos de biodegradabilidad de estos materiales, por ejemplo, ¿sabes que existen los materiales biodegradables en el agua? Pues lee atentamente, porque de eso venimos a hablarte en la entrada de hoy. 

Por si te has perdido nuestro anterior post, antes de empezar vamos a refrescarte la memoria sobre lo que es un material biodegradable: 

“Un material biodegradable es aquel que se descompone por la acción de microorganismos en un periodo corto de tiempo, transformándose en nutrientes, dióxido de carbono, biomasa y agua. Para considerar un material biodegradable, este debe descomponerse sin dejar residuos tóxicos en el ambiente, tales como elementos químicos o gases.”

 

materiales biodegradables en el agua

Ahora que ya estás un poco introducido en el tema, vamos a hablar de materiales biodegradables en el agua. Estos, son principalmente los materiales de los que están compuestas las bolsas hidrosolubles, y gracias a los cuales se pueden degradar en el agua sin afectar a su potabilidad, y además en un tiempo récord: menos de cinco minutos.

¿De qué están compuestas las bolsas solubles en agua?

El material principal del cual estas bolsas están compuestas y que hace que se degraden en el agua es el alcohol polivinílico (PVA). Se trata de un polímero sintético biodegradable y soluble.  Está compuesto por una resina de orígen fósil que sustituye a los derivados del petróleo, el principal causante de que las bolsas sean “indestructibles”. Este material favorece a que las bolsas, en contacto con el medio ambiente se degraden, y en contacto con el agua se disuelvan.

Este material, se empezó a usar en Chile en 2014, gracias a una empresa chilena que, con afán de solucionar el problema de la contaminación y de acabar con las bolsas de plástico de un solo uso, ideó este material biodegradable en el agua que hoy en día ha llegado muy lejos y utilizamos también en España. Para ver una demostración del proceso de disolución de este material échale un vistazo a nuestro vídeo.

 

materiales biodegradables en el agua

Características de las bolsas solubles

Cuando estas bolsas se degradan, lo único que queda de ellas es CO2, agua, y sales minerales. Es decir, residuos totalmente orgánicos que no son perjudiciales para el ser humano, y es por eso que el agua sigue conservando en ese estado su potabilidad. 

Y llegados a este punto, puede surgir una pregunta interesante: ¿qué pasa si la bolsa se expone a la lluvia? Pues bien, la temperatura bajo la cual las bolsas se degradan puede ser programada, consiguiendo de esta manera que no queden afectadas si salimos de hacer la compra y nos pilla una tormenta.

Las bolsas que se fabrican con material hidrosoluble, aparentemente y por practicidad, tienen las mismas prestaciones que una bolsa de plástico usual. La diferencia radica en su impacto medioambiental, siendo la de plástico muy perjudicial a diferencia de la que es biodegradable en agua. 

 

Lo más curioso, y a la vez práctico, de las bolsas hechas con materiales biodegradables en agua, es que no tienen que esperar a llegar a una planta de compostaje o pasar un proceso industrial para ser degradadas. De hecho, no tienen ni la necesidad de salir de casa, sino que las podemos disolver nosotros mismos introduciéndolas en un recipiente con agua a la temperatura adecuada de solubilidad (agua fría o caliente a 50 grados de temperatura). 

Es importante tener en cuenta, que para que un material se degrade en el mar es imprescindible que se haya fabricado con propiedades hidrosolubles. Con esto nos queremos referir a que el hecho de que una bolsa sea biodegradable o compostable, no implica que no resulte perjudicial si la tiramos al mar, pues necesitan de un proceso de compostaje que no pasa por estar en contacto con el agua.

Por este motivo hay tantas variantes de bolsas, como habrás podido ver en nuestra página web o entradas como ¿Qué significa biodegradable? o ¿Dónde se tiran las bolsas compostables? , entre muchas otras. Debes informarte bien de las propiedades de cada bolsa y cada material para saber siempre cómo reciclarlo, dónde reciclarlo, y de qué manera este material se relaciona con el medio ambiente.

¿Que diferencia hay entre bolsas hidrosolubles y biodegradables?

Todas las bolsas hidrosolubles son biodegradables, pero no todas las bolsas biodegradables son hidrosolubles. Las bolsas que se pueden disolver en el agua también son biodegradables y se descomponen en contacto con el medioambiente: luz solar, lluvia, aire. Pero lo que marca la diferencia entre bolsas biodegradables y bolsas solubles al agua es el ya mencionado anteriormente alcohol polivinílico (PVA), que otorga a la bolsa sus propiedades solubles.

Por lo tanto, todo material que carezca de este componente no puede ser disuelto en agua, y por lo tanto, debe ser degradado o reciclado de otra manera, teniendo en cuenta el material del que esté hecho.

Y aquí acaba nuestro curioso post de hoy, sobre materiales biodegradables en agua, lo que parecen ser bolsas mágicas que desaparecen en el agua, pero no son nada más que una realidad gracias a su composición a base de PVA. Llegados a este punto, te recomendamos probarlas para que lo compruebes tu mismo. ¡Hasta la próxima!

 

 

Comparte este post

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

Apúntate a nuestro Blog

No te pierdas las nuevas actualizaciones en tu correo electrónico.