Bolsas Compostables

Packaging Compostable
Rovi packaging

Rovi packaging

Líderes en packaging sostenible

Tabla de contenidos

Es innegable que cada vez hay más personas que se unen a la lucha colectiva contra el cambio climático, buscando alternativas a los recursos fósiles que no sean tan dañinas con el medio ambiente. La investigación cada vez nos ofrece más y más opciones para prescindir del plástico, en Rovi Packaging podéis encontrar muchos tipos, uno de ellos son las bolsas compostables.

¿Qué significa compostable?

Antes de hablar de la fabricación del plástico compostable, es necesario pararnos a explicar qué significa exactamente la palabra compostable y cuál es la diferencia con otras que pueden parecer similares, como por ejemplo, biodegradable. 

En 2002 el Comité Europeo emitió la norma EN 13432: “Requisitos de los envases y embalajes valorizables mediante compostaje y biodegradación”. En esta norma se determinan las características que deben tener todos los productos considerados como compostables. De ella se extrae que el término “compostable” hace referencia a la no toxicidad del material descompuesto si se deja en el medio ambiente. Sin embargo, esta no es su única característica, ahora expondremos alguna de sus otras propiedades:

  • Tienen que poder degradarse como mínimo el 90% en 6 meses, siempre y cuando se encuentren en un ambiente rico en dióxido de carbono.
  • Si está en contacto con materiales orgánicos, en 3 meses la masa del material debe estar formada como mínimo en un 90% por fragmentos de dimensiones inferiores a 2mm. 
  • Los materiales compostables tienen que estar científicamente probados para ser capaces de convertirse en humus, dióxido de carbono y agua en un tiempo determinado y sin generar residuos tóxicos ni compuestos metálicos al suelo. 
  • Los valores de pH, el contenido salino, la concentración de sólidos volátiles y el de otros elementos químicos debe estar en los límites establecidos por la normativa europea.

Otra de las características básicas definida por la ASTM (American Society for Testing and Materials), una organización de Estados Unidos dedicada a publicar normas técnicas para distintos tipos de productos, es que los materiales compostables tienen que ser capaces de descomponerse y transformarse en compost utilizable en un período de tiempo máximo de un año. 

¿Cómo se fabrican las bolsas compostables?

Ahora que ya hemos explicado brevemente qué significa la palabra compostable, vamos a explicar cómo se realiza el proceso de fabricación de las bolsas de plástico compostable. 

El primer paso del ciclo de vida de una bolsa compostable es extraer la materia prima ya sea del almidón, del trigo o de la patata. Esto dependerá del elemento base del cual esté hecha tu bolsa.

El segundo paso es dejar que los microorganismos lo transformen en una partícula de ácido láctico. Esto servirá para la elaboración de cadenas poliméricas de ácido poliláctico. El entrecruzamiento de estas cadenas, dará lugar a la lámina de plástico biodegradable. Esta será la base para la elaboración de numerosos productos plásticos no contaminantes como el plástico compostable. 

El tercer paso es llevar estas láminas a industrias especializadas en su transformación a bolsas de plástico. 

Después de esto, son comercializadas entre distintos establecimientos que han decidido pasarse a un comercio más sostenible. Luego veremos algunos ejemplos de grandes marcas que ya apuestan por la sostenibilidad. 

Cuando ya ha cumplido su uso se procede a desecharlas y empieza su proceso de biodegradación. Este puede tener una duración aproximada de entre 6 a 9 meses.

¿Qué empresas apuestan por las bolsas compostables?

En julio de 2018 se implantó una ley que obliga a los supermercados a cobrar las bolsas de plástico. Desde ese momento, y teniendo en cuenta la evolución de la concienciación de la sociedad, cada vez más empresas apuestan por reducir el uso de bolsas de plástico no reciclable y apostar por otras alternativas, como la que nos trae el blog de hoy, las bolsas biodegradables. A continuación veremos algunas grandes empresas que ya han iniciado su transformación sostenible.

Mercadona

Desde hace años, Mercadona está buscando alternativas a las bolsas de plástico tradicionales con el objetivo de que tengan una vida útil más larga y no contaminen el medio ambiente. Por ese motivo, han comenzado a utilizar bolsas de fécula de patata. Este año tienen previsto fabricar 30.000 toneladas para dar respuesta a la demanda que tienen. 

Ametller Origen

Ametller Origen (quizás lo conocéis por “Casa Ametller”) es una tienda de alimentación  muy comprometida con el medio ambiente tanto es así que no solo utilizan bolsas compostables o de papel en sus establecimientos sino que han lanzado una iniciativa sostenible llamada “Fem Camí” para impulsar proyectos respetuosos con el medio ambiente. 

Nuestras bolsas

Como ya sabréis, en Rovi Packaging apostamos fuertemente por la sostenibilidad y queremos dar la posibilidad que vosotros también podáis dar el paso y luchar por un mundo más limpio y verde para nuestras futuras generaciones. Ponemos a vuestra disposición nuestras bolsas compostables personalizadas, realizadas con fécula de patata o con maíz, que se degradan biológicamente, con el sello de calidad “OK Compost” y que cumplen con la norma europea EN-13432:2000.

Para reciclarlas solo las tendréis que tirar al contenedor de materia orgánica ya que su proceso de reciclaje es el conocido como “compostaje industrial”. Gracias a ello  estas bolsas podrán ser convertidas en abono industrial utilizado para la agricultura biológica.

Os estaréis preguntando cómo son nuestras bolsas. Son ideales para todo tipo de productos, incluidos también los alimentos. Además podrás estampar tu logo en la bolsa de manera que todos tus compradores cuando lleven la bolsa sean un altavoz para tu empresa y tus valores.

Son ya algunas las marcas que se han embarcado en este camino hacia la sostenibilidad usando bolsas compostables con nosotros. Algunos vienen de lejos, como el Peloton de Paris una marca belga que vende productos para ciclistas y ropa casual así como también Be Clementine, una tienda de cosmética natural. Ambas se preocupan por el medio ambiente y ya han hecho el primer paso para ser más sostenibles, y lo han hecho confiando en nosotros.

¿Quieres unirte tú también al cambio? Contacta con nosotros y pide toda la información que necesites, nosotros te responderemos lo más rápido posible.

Comparte este post

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

Apúntate a nuestra Newsletter

No te pierdas las nuevas actualizaciones en tu correo electrónico.