Cómo mantener la reducción de la contaminación

reducción de la contaminación
Rovi packaging

Rovi packaging

Líderes en packaging sostenible

Tabla de contenidos

Parece que el mundo pedía a gritos un respiro. Hasta hace aproximadamente dos meses, nos encontrábamos con niveles desfasados de contaminación y elevadas emisiones de CO2 en el planeta. La única manera de frenar todo esto era impensable, pues suponía un parón inmediato de toda actividad humana y desplazamientos. Pero lo que parecía únicamente ciencia ficción se ha hecho realidad.

reducción de la contaminación

A causa de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, muchos estados optaron por decretar una cuarentena drástica a sus ciudadanos como única vía para frenar la ola de contagios. Así pues, de un día para otro, la movilidad de más de medio mundo se vio  interrumpida. Los viajes en avión se redujeron considerablemente, ya no se veían coches por las calles y las fábricas contaminantes cerraron. Todo esto ha supuesto un impacto negativo en muchos sentidos, pero también ha tenido efectos “colaterales” en este caso positivos. En términos de sostenibilidad y medio ambiente, toda esta situación se ha reflejado en una importante reducción de la contaminación a nivel mundial.

 

reducción de la contaminación
Fuente: reciclamas

Esto es fácil de apreciar fijándonos en lo que tenemos cerca, pues en las ciudades catalogadas como las más contaminantes de España – Barcelona y Madrid-, las concentraciones de dióxido de nitrógeno -que en una situación “normal” rebasaban el límite- se redujeron a la mitad a los tres días del inicio del confinamiento, y el índice de calidad del aire ha sido catalogado como “muy bueno”. Esto se ha repetido en la mayoría de ciudades del mundo, causando gran notoriedad en capitales importantes con grandes ritmos de producción industrial, como por ejemplo, China, la ciudad donde se originó todo. 

En este mapa podemos ver la comparativa de emisiones de CO2 en China antes de que se decretara la cuarentena -y por consiguiente el cierre de fábricas y cese de actividad económica e industrial- con el después.

Y este impactante gráfico se puede extrapolar a todos los estados del mundo que han decretado la cuarentena. Por lo tanto, estos cambios drásticos han permitido al planeta tomarse un respiro a costa de los ciudadanos del mundo. Pero estaba claro que esto no iba a durar para siempre.

 

Gestos para mantener una reducción de la contaminación

Después de varios meses de parón de toda actividad, poco a poco el país se va levantando y la economía y vida social se empiezan a reactivar. Pero, algo hemos aprendido de todo esto en muchos aspectos, y a nivel medioambiental también. Es muy importante no olvidar la “tregua” que, indirectamente, hemos dado al planeta. Porque sí, las fábricas volverán a abrir, y los coches están circulando de nuevo, y eso es algo que no podemos frenar. Por eso, la clave está en lo que podamos aportar nosotros en el día a día. En esos pequeños cambios que intentarán contrarrestar en pequeña parte la vuelta a la normalidad y por ende, la contaminación.

Con el evidente cambio que hemos presenciado en la calidad del aire, el color de las aguas, etc. hemos sido capaces de tomar conciencia, y debemos aplicarla con responsabilidad a partir de ahora. Y entre los gestos del día a día que nos ayudarán a mantener en cierta medida una reducción de la contaminación, encontramos muchas alternativas. Está el reciclaje, el uso de bolsas reciclables, compostables o hidrosolubles, y la reutilización de las bolsas en general ya sean de plástico, de tela, o papel. Cuanto más reutilizamos, menos contaminamos y además supone un mayor ahorro en todos los sentidos. Este gesto es aplicable también en muchos ámbitos.

Aunque no parezca un cambio significativo, debemos pensar que usamos bolsas a diario: para ir a comprar, para guardar el tupper de la comida que nos llevamos al despacho, etc. Y si todas estas bolsas que usamos constantemente se convirtieran en una sola, reciclable y reutilizable, conseguiríamos evitar mayores emisiones de CO2 a nuestro ecosistema.

Dicho todo esto, creemos que ahora, más que nunca, es momento de ser responsables en todos los sentidos, y eso incluye, por supuesto, la responsabilidad medioambiental. Con pequeños cambios, y trabajando juntos por un bien común, conseguiremos un mundo mejor. 

Esperamos que la entrada de hoy sobre Cómo mantener la reducción de la contaminación te haya ayudado y pueda ser de utilidad en tu día a día. No olvides que ante cualquier duda o consulta siempre puedes contactarnos. Estamos a tu disposición  ¡Hasta pronto!

Comparte este post

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook

Apúntate a nuestra Newsletter

No te pierdas las nuevas actualizaciones en tu correo electrónico.